Calle, exterior, noche.

como un puesto de tacos vacío
en madrugada de martes de febrero

como una cucaracha vagabunda
a las tres de la tarde
en la central de abastos

locales cerrados

y una interminable letanía de hojas de lechuga
cantando en el piso.

tengo el cuerpo plagado de borracheras viejas
y una vieja angustia

por comer mi propia carne

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *