competir y competir


Este es compete.com un lugar interesante en la red. Puede ser muy útil para los de mercadeo y esas cosas. Te permite comparar las visitas y estadísticas de varios sitios. Además, está bien diseñado, sencillo y la interfase no tienen gran problema. Hice la prueba con el universal y el reforma, los dos periódicos mexicanos en línea que más visito . La verdad no me esperaba los resultados. Me llamó la atención que, según estos datos, las visitas han bajado consistentemente. El universal aparece como el más visitado de los dos, pero cuando entras a la parte de «engagement» que sería algo así como la involucración, los números son muy parecidos entre ambos medios. Hay quienes le llaman a eso afinidad, o sea, qué tanto te relacionas e identificas con la marca o el medio [ me salió lo publicista, sorri].

el hombre que se quedó dormido y la gente pequeñita.


Esto me parece genial. Es un artista, o mejor, un tipo tan medio loco que parece lúcido, que se la pasa fabricando figuritas diminutas de personas en situaciones cotidianas y no tanto, y luego las deja en los lugares más extraños en la ciudad de londres que es donde vide. En una esquina, en una maceta, al lado de un pedazo de basura, en el rinconcito ese que hacen un par de fierros viejos y oxidados que alguien dejó por ahí, en la noche, hace mucho tiempo. La serie se llama Little People. Lo del hombre que se quedó dormido es porque el ejemplo que tomé, que hizo para un libro de otro cuate, que se la pasa en el metro grabando pedazos de las conversaciones de la gente convertido en una especie de antropólogo del transporte. Él es la figurita.

teporochito, vampiro y etimologías


No. No voy a escribir acerca de la película, que nunca he visto y probablemente nunca veré [ aunque la verdad suena apetecible para una noche de estar simple].
Lo que pasa es que encontré, en una navegada por la red, que la palabra Teporocho tiene un orígen interesante. Resulta que en un callejón del centro de la ciudad de México, algunos dicen que de la Merced, había un puesto de tés calentitos que vendía por las mañanas té con piquete a ocho centavos. Té por ocho, era el grito.
Obviamente la mayoría de los clientes pertenecían a esa raza de seres desaliñados que ocupan las madrugadas.
Jeje.
Me parece fascinante el supuesto orígen de ciertas palabras con su «etimología popular» que, de acuerdo al Wikcionario es un acto ficticio. Un mero invento pues.
Aunque hay quienes pueden sonar muy convincentes, como esta etimología del verbo gritar que tiene su leyenda incluída. O sea, dos por el precio de uno.

Me parece genial que haya seres humanos que se imaginen de dónde vienen las palabras. ¿Para qué lo hacen? ¿Cómo son? ¿son personajes curiosos que se la pasan encerrados en pequeñas habitaciones, llenas de papeles y de historia, imaginándose, que la palabra mariachi es la derivación de la palabra francesa marriage [ o como se escriba, que si es necesario eso también se lo puede uno sacar de la manga. es a lo que llaman: teorema de mandrake, que es, por cierto, el nombre de mi blog de publicidad].

De los vampiros, mejor ni hablar mucho, aunque sean teporochos.
Nunca fui fanático.

el agente secreto

Siempre creí que Joseph Conrad [muy conocido por las novelas “Lord Jim” y “el corazón de la oscuridad” “Heart of Darkness”] era el típico escritor inglés [ de los que me gustan] y lo leí con gusto. Pero ahora me encontré con este libro: “The secret Agent” y descubrí que en realidad Conrad era Ucraniano y se nacionalizó inglés a los 30 y pico años.
O sea que el inglés no era su lengua natal. Eso me asombra porque es un escritor fabuloso, con un dominio del idioma increíble. Pero lo mejor es el manejo de la sicología de los personajes. En esta novela, una anécdota fuerte acerca de un atentado anarquista, nos muestra la manera en que una situación puede trastocarlo todo y llevarte a los límites. Te vas metiendo a los personajes y lo que sienten o piensan de forma suave, como con lubricante, hasta que de pronto te das cuenta de que los entiendes y te identificas con cada uno de ellos. No quieres que le pase nada a uno y cuando le pasa, entonces ahora no quieres que le pase al otro y así sucesivamente. Me gustó mucho.
Lo acabo de terminar y no sé qué comenzar a leer ahora [se aceptan sugerencias]. Tengo esperando un libro de cuentos de Lovecraft, uno de Sergio Pitol, un par de Antonio Lobo Antunes y Nieve, de Orham Pamuk, el reciente premio nobel. ¿qué será?
es gracioso cómo me muevo de un libro a otro sin ton ni son. Como que no llevo rumbo. A veces, por ejemplo, me atrapa un autor y no leo otra cosa más que libros de él. Uno tras otro. me ocurrió, por ejemplo, con Philip K. Dick [ apenas ayer vi A scanner darkly, la película basada en una novela suya, igual luego hablo de eso en otro post]. Con Kurt Vonnegut me pasó igual. otras veces lo que me atrapa es un género. Como con la novela negra y las obras de Hammet, Chandler, Ross Mac Donald, James Hadley Chase y Giorgio Serbanenco. Me las devoré todas en un par de semanas de lectura desenfrenada.

ser, no ser o simplemente, querer ser


a veces las verdades más verdaderas las encuentras en la calle. ¿por qué será tan difícil estar contentos con quienes somos y con lo que hacemos? ¿será una maldición que cargamos los seres humanos, un desvarío, una disfunción o simplemente un defecto de fabricación?
en fin. me gusta encontrarme estas frases en la calle. De verdad te abren los ojos y, normalmente, siempre te topas con ellas justo cuando más las necesitas escuchar. ¿o no?

información visual


Pues estaba navegando por el blog de patricio, que disfruto mucho y me encontré con un post acerca de la infografía o infoporn, como él lo llama [ de hecho no hay aún definición de infoporn en wikipedia, ¿alguien se anima?] y pues es esta onda de llevar la información a un plano diferente mediante el cambio de la interfase, es decir, de la manera en que interactuamos con ella. La referencia nos lleva a una aplicación del NYT en la que podemos ver las palabras que usó Bush en sus mensajes a la nación. Es muy interesante. Me hizo pensar en unas cosas que había visto y las rescaté.

Son gráficas que representan de manera impactante la información. De alguna manera es más fácil relacionar los datos y darte cuenta de las proporciones que guardan entre sí. Una mejor perspectiva, pues. Le llaman algo así como infografía.

Glaciares: esto sí da miedito


Durante años he estado convencido de que todo lo que decían los científicos acerca del calentamiento del planeta y de los efectos nocivos que los seres humanos, como bacterias, tenemos sobre el planeta tierra. Nunca lo he dudado pero siempre adopto la actitud de conciencia pasiva. Es decir, no hago nada al respecto. Pero de pronto leo artículos somo éste del BBC news que me aterran y me ponen a pensar si es posible hacer algo a nivel individual o si ya de plano estamos tan en el hoyo que ya ni pa qué.

el mapa de las noticias

Vivimos en la era de la información. Es un tópico, pero es absolutamente cierto. Tan cierto como la frase esa de que el poder absoluto corrompe absolutamente. El problema ahora se trata más bien de conocer la fuente de la que proviene la información para estar seguro de su veracidad o pertinencia. Abundan las fuentes, por supuesto, y de pronto también es difícil tener un panorama de loq ue está ocurriendo. Por eso me gustó tanto el neWsMap que es un lugar fascinante. Se trata de una página en la que puedes tener un resumen visual de lo que está sucediendo en el mundo o por lo menos lo que los periódicos y fuentes de información consideran lo más relevante. La info está organizada en cuadrados que aumentan de tamaño de acuerdo con la cantidad de fuentes que les dan importancia. Las puedes organizar de acuerdo a los distintos colores que tienen y que representan áreas de información como: internacional, entretenimiento, deportes, salud, etcétera. También puedes pedir las noticias de un país en particular [ México no está ahí aún pero por lo menos se puede seleccionar España y tener la visión de las noticias que nos interesan más, supuestamente, a los hispanohablantes] Es interesante notar que todo está hecho gracias a la información que tiene Google. Es una manera de aporvechar los recursos generados por otros, un poco lo que hacen ellos mismos.