La Misteriosa Sociedad Benedict.


No, no se trata de un oculto culto victoriano, lo que pasa es que, leyendo entre libros, me puse a volar con esta entretenida aventura que fue bestseller del New York Times y obtuvo varios premios de literatura infantil y juvenil (ahora leo en wikipedia que ha sido comparada con series que atrapan a los más jóvenes (y a los no tanto) como Lemony Snicket y Harry Potter).
Lo cierto es que no pude dejar de leer hasta que terminé, un par de días después. Y las últimas páginas me mantuvieron picado. Como pocas veces. Y no se crean que es nada del otro mundo: se trata tan sólo de la clásica aventura con huérfanos llamados a vivir peligros y azares juntos. Pero es una deliciosa historia de amistad, de trabajo en equipo, de vencer miedos y de enfrentar villanos que tienen poderes casi sobrenaturales. Por supuesto hay que pasar pruebas, superar retos y ser atrapado para escapar después con valentía. Todo transcurre en una escuela donde hay bandos, maestros, secretos, chicos tímidos, cafetería y puertas ocultas. Un deleite.
En realidad gocé todas y cada una de las sorpresas que me deparaban los cambios de página. Me gustaron los personajes y sufrí con ellos. En fin. Tan bueno como haber ido a ver una peli así o encontrarla por error en la tele como me sucedió ayer con El hijo del viento, un animé que me topé al estar surfeando por la tele (también ahí se puede aunque no sea tan interesante). Es una película increíble. Muy en la onda de Nausicaa del valle del viento (de Miyasaki, otro de los grandes contadores de historias animadas. ¿Alguien vio la del viaje de Shihiro?).
Pero regresando al tema: la misteriosa sociedad Benedict es una buena recomendación para los que disfrutaron a Harry Potter. Y saliéndome del tema, El hijo del viento ( o mejor: The boy who saw the wind, que es el título en inglés. El japonés es: Kaze wo mita shônen y la verdad no creo que se pierda mucho en la traducción, ¿no?). Por cierto, descubrí que la historia original es de un celta que vive en Japón. Me parece una interesante combinación de tradiciones y mitologías. Y se nota. Muy, muy recomendada.

You may also like...

2 Responses

  1. IZ says:

    Paso y saludo. Por cierto, leo a Murakami y me encanta. ¿Cuál es tu favorito?

  2. juanjo junoy says:

    ah, pues muchos saludos. a mí me encantó uno que se llama: hard boiled wonderland and the end of the world. Otro que me fascinó fue el de Kafka en la orilla. Creoq eu hasta ahora, es el mejor de los que he leído de él. Pero esa es sólo mi opinión, claro. NO de un experto sino de un lector.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *