El espíritu áspero. Muy áspero.


Llevo varios días callado porque, además del trabajo, cayó en mis manos la novela El espíritu Áspero de Gonzalo Hidalgo. A él, por supuesto, no lo conocía. Pero me estaba perdiendo de mucho. Es una novela ideal para gente como yo que disfruta con los juegos de palabras y los malabarismos con las letras. Al fin y al cabo en mi perfil me llamo a mí mismo: malabarista de aire; en ese afán por convertirme en uno.
La novela tiene como premisa el hecho de que Don Gumersindo, o Sindo, como a veces le llaman, se jubila. Se dedica a escribir sus memorias que, eventualmente, llegan a mano de un amigo suyo. Él nos cuenta todo. La historia completa de la vida de Sindo en Murania, un espacio imaginario en España.
La novela es entretenida y está llena de juegos de palabras, de apodos, palíndromos como: “late la teta letal” título de una canción del grupo Tía Laos, del escritor Saúl Olúas, otro de los entrañables personajes de este mundo tan especial. Tan áspero como el título de la novela. También está plagada de referencias a frases literarias lo que, en mi caso, lo vuelve más rico aún porque me encanta descubrirlas en la novela. ;Me siento gratificado como lector. Aunque estoy seguro de que no me entero de muchísimas.
En fin. Se lee fácil aunque no es un libro sencillo y los personajes, tal vez eso más que todo, tienen mucha fuerza. Los recuerdas. Te encariñas con ellos y entonces el libro se convierte en uno de esos que no quieres que terminen nunca porque te gustaría quedarte ahí, en ese mundo, mucho tiempo más.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *