Ser Ronaldo.

O el que sea, del equipo que sea.
Sí, ya es posible. Me encontré la liga a un lugar que se llama Virtual Replay donde puedes ver los goles del mundial nuevamente pero desde la perspectiva del jugador que quieras. Yo por ejemplo, acabo de ser Ronaldo metiéndole el primer gol a Japón. Es increíble.
Hay que esperar un poco a que cargue pero vale la pena. Tienes muchos controles para cambiaar de jugador, velocidad, etcétera.
Están todos los goles, así que yo me voy ya merito a convertirme en uno de Inglaterra, el que le metió ese golazo a Suecia, ¿por qué no?

Dejenme solo, gracias

Pues la verdad es que ya se habían tardado. Me explico:
Ahora lo más «in» en la red es esa cosa del social networking que son sites en la red que te permiten establecer redes sociales con la gente que conoces. Lugares como éstos que te permiten conocer y ser conocido. es también un poco darle coba al pequeño exhibicionista que todos llevamos dentro. Las redes estas han crecido de manera exponencial y se han abierto nuevas formas de relación que ya le preocupan a muchos pero bueno, hay quienes se meten hasta donde sea. Y claro, también hay casos tremendos como el de Orkut que se metió en broncas por ser una red para la venta e intercambio de droga.
Pero bueno, el caso es que yo quería hablar de Isolatr, que me cayó muy bien. Siempre sucede que, como dirían algunos físicos, a toda accción corresponde una reacción.

second life


okey. esto sí es algo completamente único del internet: la posibilidad de vivir una segunda vida se trata de una especie de juego en el que tú creas un avatar que te representa y entonces juegas, o más bien dicho, vuelves a vivir. Parece sencillo, bobo y hasta estúpido, pero ha crecido de tal manera que, bueno, hasta hay negocios que funcionan ahí dentro, en este mundo virtual, como si fueran de verdad. corre el dinero y hasta hay prostitución adulterio y clases universitarias. es una locura. pero bueno, ya hubo un tipo que decía que la evolución del ser humano igual iba por ahí y que terminaríamos haciendo download de nuestras personalidades a la red, de modo que perdurásemos como seres digitales. Se llamaba Timothy Leary y estaba muy, muy adelante de los demás.

a mí lo que me parece es, de nuevo, una locura.