presentación interesante de nueva comunicación

Me pareció una buena manera de aprovechar el mundo de las redes sociales y el nuevo tipo de relación que se está dando con los consumidores. Se trata, en esencia, de construir algo que se llama «capital social» y que le da valor a tu marca dentro del mercado. Está totalmente relacionado con la idea de que mientras más le das al mercado, sin pedir nada a cambio, más te regresa. Vas creando una reputación que se traduce en relaciones más fuertes. En credibilidad y todas esas cosas que son buenas para forrarte de lana, como dice la presentación. Algo así, pues.

competir y competir


Este es compete.com un lugar interesante en la red. Puede ser muy útil para los de mercadeo y esas cosas. Te permite comparar las visitas y estadísticas de varios sitios. Además, está bien diseñado, sencillo y la interfase no tienen gran problema. Hice la prueba con el universal y el reforma, los dos periódicos mexicanos en línea que más visito . La verdad no me esperaba los resultados. Me llamó la atención que, según estos datos, las visitas han bajado consistentemente. El universal aparece como el más visitado de los dos, pero cuando entras a la parte de «engagement» que sería algo así como la involucración, los números son muy parecidos entre ambos medios. Hay quienes le llaman a eso afinidad, o sea, qué tanto te relacionas e identificas con la marca o el medio [ me salió lo publicista, sorri].

gran conversacion

Le debo el placer de haber leído esta conversación al blog de Patricio, postHipnótico y de verdad que me llevé una grata sorpresa. Se reúnen dos de mis héroes: Terry Guilliam, el cineasta, y Salman Rushdie, el escritor.
Es una conversación increíble. Hablan de Brazil, de 12 Monkees, del Quijote y del pasado común de ambos como publicistas. [algo que, por cierto, no sabía y es reconformtante saber que hay una posibilidad de salvación].
También se toca el tema de la ficción y se dice algo que me encantó: el hecho de que cada vez que abrimos una novela o nos metemos al cine a ver una película, ya estamos conscientes de que vamos a ver o leer una ficción, que se vale todo.

Muy recomendada, pero lo mejor de todo fue haber encontrado la revista the believer . Se ve interesantísima. Me voy a leer un rato.