Un poema

Dijiste tantas cosas que se empantanaron los besos. Entre saliva y lengua pudiste apertrechar frases acusadoras, vencer las resistencias del deseo, derrumbar catapultas, ahogar al invasor en un frasco de licor vacío. Nos quedamos detenidos entre caricias abortadas, quejándonos, los huesos entumidos, el alma puesta sobre la alfombra y debajo de la espalda. Un maullido […]