ContainerCity_Cholula. (circa 2000)






Me parece una idea muy interesante, atrevida y arriesgada que estaba ahí lista para que alguien la atrapara para hacerla realidad. Es algo muy sencillo y que probablemente ya existe en varios lugares del mundo. Se trata de contenedores de esos que cargan en trailers y luego trepan a los barcos que son reutilizados para amontonarlos en una especie de ciudad del futuro llena de pequeñas tiendas. Hay de todo. desde una panadería artesanal alemana hasta una pequeña librería, una tienda de minis,( esos carritos que caben dentro de un contenedor, por supuesto) y ropa, accesorios, muebles y claro, un lugar donde te hacen tatoos. Está en Cholula, este extraño rincón de México. Me gustó mucho y la verdad es que el pan ese de los alemanes está bueno. Ahí van unas fotos. Y claro, me encantaron las frases.

Un escarabajo histórico. Y a veces histérico


Bueno, este es uno de los mejores libros que he leído en muchísimo tiempo, sin duda. A Manuel Mujica Láinez lo conocía de nombre nada más. Creo que en casa de mis papás había un libro suyo: el unicornio, que nunca leí pero que formaba parte de una colección de literatura latinoamericana, lo que le daba cierto caché.

El caso es que hace un par de semanas lo encontré en la librería del FCE que está en la colonia condesa, en el df, en donde antes había un cine que se llamaba BellaEpoca y que era maravilloso, como art decó mexicano, ya saben.

El libro es fascinante. Se trata de la historia de un escarabajo de lapizlázuli que le perteneció a la reina Nefertari, la esposa de Ramsés II, faraón, para más señas. De Egipto, claro.

Lo fascinante es que la novela está narrada por el escarabajo, desde su punto de vista de joya de origen real que tiene la facultad de la conciencia por una serie de azares que no les voy a contar aquí. Está muy bien escrito, no en vano Borges dice de Mújica que se trata de un obseso por la belleza. Es un lenguaje sólido, culto, fluido. Y como el autor es un erudito que conoce de historia y de lo que nos está hablando, pues es una repasada en la que también se aprende mucho. El viaje recorre Egipto, Gracia, Roma, los inicios de la cristiandad, el renacimiento, la ilustración y, bueno, pasamos por supuesto hasta por las manos de Mrs. Van Bruck, una madura millonaria gringa, viuda, que se dedica a pasear por el Mediterráneo en su yate acariciando a jóvenes gigolós italianos y españoles precisamente con la mano donde lleva al escarabajo convertido en anillo.

Tiene un sentido del humor muy fino, elegante. Eso me encanta. Me gusta cuando alguien sabe burlarse hasta de mí mismo sin que yo me de cuenta sino mucho después.

Enfáticamente recomendado.