el hombre que se quedó dormido y la gente pequeñita.


Esto me parece genial. Es un artista, o mejor, un tipo tan medio loco que parece lúcido, que se la pasa fabricando figuritas diminutas de personas en situaciones cotidianas y no tanto, y luego las deja en los lugares más extraños en la ciudad de londres que es donde vide. En una esquina, en una maceta, al lado de un pedazo de basura, en el rinconcito ese que hacen un par de fierros viejos y oxidados que alguien dejó por ahí, en la noche, hace mucho tiempo. La serie se llama Little People. Lo del hombre que se quedó dormido es porque el ejemplo que tomé, que hizo para un libro de otro cuate, que se la pasa en el metro grabando pedazos de las conversaciones de la gente convertido en una especie de antropólogo del transporte. Él es la figurita.

2 opiniones en “el hombre que se quedó dormido y la gente pequeñita.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *